Los colores naturales, los colores del mundo

arco

Los colores nos vienen acompañando desde que el mundo es mundo, pero como todo, éstos también han gozado de una historia evolutiva. Gracias a los avances tecnológicos que ha venido experimentando nuestra sociedad, el ser humano puede conseguir cualquier color que se proponga mediante técnicas de tintado natural o artificial. Sin embargo, en la antigüedad eran muy pocos los colores que podían llegar a conseguirse, pues habían escasos mecanismos con los que conseguir un tinte válido que perdurara en el tiempo.

De este modo, la gran evolución tecnológica y la puesta en escena del tinte artificial, han permitido a las empresas de la industria de la moda cambiar los colores de sus prendas a su antojo, dependiendo del mercado donde vendan. Pero, antes de que cualquier industria pudiera hacer estos cambios en su producción de forma rápida y con reducidos costes, sólo existían cinco colores naturales, los más perfectos que se han dado en la historia de la humanidad, y de los que parte la inmensa paleta de colores de la que gozamos hoy. Éstos son:

El amarillo. Originariamente proviene de China y se obtenía de la flor del azafrán. La connotación de este color es muy distinta en Oriente y Occidente. Mientras que en China evoca poder y solemnidad – llegando a convertirse en el color del emperador-, en Occidente es el color de la mala suerte.
flor del azafrán

El púrpura. Encuentra su origen en la cultura mediterránea, en la época de los emperadores romanos. Se obtenía a partir de unas conchas marinas llamadas “murex”. Para teñir un único metro cuadrado de color púrpura, se necesitaban cinco mil conchas. El poder se asociaba con este color, de ahí la expresión “el peso de la púrpura”.
concha murex

El rojo. El más bonito y puro del mundo es el rojo proveniente de la cochinilla mejicana. La cochinilla es un animal que se alimenta de nopales, la planta de la chumbera. Este color llegó a Europa de la mano de los españoles a partir del siglo XVI, y se conocía como “rojo cardenal”, a partir de su uso generalizado entre el estamento eclesiástico. El tinte, llamado comúnmente “carmín”, sólo puede obtenerse de la cochinilla hembra cuando lleva huevos en su interior, el macho no tiñe y es de un tamaño muy inferior.

Rojo cochinilla mejicana

El negro. El más intenso es el negro de palo de campeche mejicano. También es conocido como “negro total ala de cuervo”, ya que era lo único con lo que se podía comparar esta tonalidad de negro cuando fue descubierta. Este color fue usado para confeccionar las prendas del reinado de Felipe II. De esta forma, el negro de palo de Campeche se convirtió en el color emblemático de la Corona Española. La expresión de traje “a la española”, se remonta al uso de este color negro intenso en las telas que confeccionaban los trajes de la época. A partir del siglo XIX, su connotación cambió por completo y pasó a asociarse con el luto. Sin embargo, recién llegados los años 20, Coco Chanel rescató de nuevo este color y lo convirtió en el símbolo de la elegancia: Hizo del traje negro (LBD) una prenda imprescindible en el armario de toda mujer.

negro español

El azul índigo. El nombre se lo da la planta de la que se extrae el azul más intenso que nos puede ofrecer la naturaleza. Ésta recibe el nombre de Indigofera Tinctoria y su origen se encuentra en la India. Se trata del color más amable de todos, el que más fácilmente entra por los ojos. La asociación de esta tonalidad con la India es palpable en toda su cultura.
azul índigo

El blanco. Este color se obtenía de forma natural mediante el blanqueado de las fibras que hacían que los tejidos pasasen de su color propio, al blanco. Este blanqueado de fibras se conseguía a base de ceniza y largas exposiciones del tejido al sol. A partir del siglo XVIII empezó a utilizarse el cloro para obtener tal blanqueamiento, pues era una técnica bastante menos costosa.

¡Para cerrar este primer post, nada mejor que entonar un: “para gustos, los colores”!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *